Juxtalearn

Educación + Tecnología

¿Cómo abordar la brecha de habilidades en el aula?

La enseñanza ha cambiado radicalmente en los últimos años. Disponemos de realidad virtual para que los alumnos puedan explorar la antigua Grecia en primera persona, o tener una videoconferencia para que puedan desarrollar sus habilidades lingüísticas con cualquier persona del mundo.

La tecnología ofrece infinitas oportunidades para que los estudiantes aprendan y desarrollen todo su potencial. Sin embargo, la falta de habilidades para profesores y estudiantes ha puesto en entredicho la progresión de nuestro sistema educativo.

¿Cómo abordar la brecha de habilidades en el aula?

Diseñador de interfaces emocionales, operadores de drones, contratista de domótica, estos son sólo unos pocos de los muchos puestos de trabajo que aún no se han creado, y en los que los alumnos actuales van a acabar trabajado.

La era digital está avanzando a un ritmo rápido, y es esencial que las organizaciones que lideran este avance puedan ayudar a que la próxima generación esté bien formada con habilidades digitales relevantes, para competir en el futuro mercado de trabajo.

Los organismos de educación deben trabajar para cambiar sus métodos de enseñanza, para satisfacer las necesidades de los jóvenes a los que enseñan. La colaboración con los principales socios de las industrias les permitirán hacer esto, al incorporar la tecnología a la experiencia de aprendizaje.

Más importante aún, trabajar directamente con la industria, ofrece una oportunidad para el aprendizaje práctico que puede ser esencial para los trabajos más difíciles que requieren un sentido de realismo.

Por ejemplo, la unión de la empresa Fujitsu con el London Design and Engineering (Diseño de Ingeniería de Londres) llevó a los estudiantes a completar un proyecto en el que diseñaron un ambiente de realidad virtual desde cero, alrededor de un pueblo etíope, utilizando la tecnología de Fujitsu.

A través de esta estrecha colaboración, ya sea a través de programas de aprendizaje o de apoyo a proyectos basados ​​en el mundo real, las empresas pueden ayudar a formar a los estudiantes con las habilidades digitales y el conocimiento que necesitan para entrar con éxito en el mundo laboral.

Formación para todos

En comparación con los avances y las oportunidades que ofrece la tecnología, estamos viendo una brecha significativa en el número de alumnos que buscan CTIM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), así como en los profesores que les animan a entrar en estos sectores.

Esto es un problema para la próxima generación que abandone la escuela pronto, ya que estarán mal formados para ocupar los puestos de trabajo de las industrias que surgirán.

La desigualdad en el acceso a la tecnología en los colegios es uno de los mayores desafíos que tenemos actualmente con la brecha de habilidades.

Los colegios privados han liderado el cambio introduciendo nuevas tecnologías en la enseñanza. Pero, la brecha entre los alumnos de las escuelas públicas y privadas, (particularmente en su acceso al aprendizaje a través de la tecnología), está siendo cada vez menor, gracias a la colaboración con las empresas.

A medida que la tecnología avanza a pasos agigantados, es esencial que los profesores cuenten con habilidades que les permitan usar la tecnología de manera efectiva para ayudar a alimentar digitalmente el apetito de los estudiantes por el conocimiento.

Esta colaboración es vital para nuestra sociedad, ya que los profesores deben desarrollar la imaginación y la creatividad de los alumnos para asegurar que alcancen todo su potencial.