Juxtalearn

Educación + Tecnología

La enseñanza necesita un nuevo enfoque para el éxito global

Encargados de guiar e inspirar a la próxima generación de ciudadanos, así como avivar el mercado de empleo con gente con talento, los educadores siempre se han enfrentado a desafíos importantes.

Pero, frente a la disminución del presupuesto para educación, el aumento de la población y la competencia mundial sin precedentes, su tarea nunca ha sido más difícil.

La enseñanza necesita un nuevo enfoque para el éxito global

Con un enfoque universal en el coste, la accesibilidad y el alcance, la educación se encuentra ahora en peligro real de convertirse en un producto no especializado y producido en masa que disminuya significativamente su valor.

Los líderes políticos, los analistas, los maestros y los padres piden más presupuesto, un cambio en la enseñanza, la inclusión de las nuevas tecnologías y la necesidad de más profesores.

Las academias a menudo representan la vanguardia del cambio. Tienen más libertad para innovar, y para controlar su propio destino. Las soluciones convencionales no son suficientes para abordar los nuevos problemas que enfrenta la industria educativa global.

Las demandas de un mercado de empleo impredecible, donde la automatización amenaza muchos empleos tradicionales, significa un cambio en la educación que se está proporcionando.

Cuando la experiencia se vuelve cada vez más importante para los empresarios, entonces el aprendizaje donde el conocimiento teórico es más valorado ya no es la mejor manera de equipar a los que abandonan la escuela, con las habilidades que necesitan para un puesto de trabajo.

En cambio, las academias se enfocan en proveer habilidades capaces de adaptarse al cambiante espacio de trabajo. En lugar de alentar el desarrollo de una habilidades, los educadores están sentando las bases para fomentar el desarrollo de una mentalidad polimatemática.

Estas academias reciben el apoyo de organizaciones como la UNESCO, que están promoviendo nuevos enfoques en la enseñanza.

Reconociendo que la educación tradicional es sólo una parte de la preparación de los jóvenes para el trabajo, y que vivimos en un mundo cada vez más digital, la UNESCO insta a los educadores a que utilicen las nuevas tecnologías para enseñar.

La organización prioriza cuatro pilares del aprendizaje: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a ser y aprender a vivir juntos.

Esta enseñanza va más allá del aula, y desarrolla las habilidades y conocimientos para el aprendizaje permanente.

Cuatro rutas hacia el éxito

Todos los educadores del mundo deben priorizar cuatro áreas con el fin de ofrecer la mejor y más eficiente experiencia educativa.

  1. Ciudadanía digital. Al igual que los temas tradicionales proporcionan a los jóvenes los conocimientos y las habilidades para dar sentido a su mundo, incluyendo la historia, geografía, religión, idiomas y ciencias, la educación también debe proporcionar el conocimiento para que den sentido al mundo digital.
  2. Enfoque en el conocimiento práctico. Priorizar la aplicación del conocimiento y el pensamiento crítico es un cambio pedagógico significativo del aprendizaje teórico y de la memoria. Pero la capacidad de resolver los problemas del mundo real es vital para desarrollar las habilidades necesarias para asegurarse el empleo y crecer laboralmente.
  3. Acercamiento de la comunidad a la educación. La colaboración, o el aprendizaje conectado, es algo más que tener disponible un profesor online y ofrecer a los alumnos el derecho de contestar. Es ayudar a los jóvenes a aprender a vivir juntos; formar habilidades de comunicación que influyan en cada aspecto de sus vidas.
  4. Nuevos métodos de puntuación. Los educadores deben adoptar un enfoque diferente de la puntuación, que evalúa mucho más que el logro académico. Utilizados correctamente, los datos pueden ayudar a los educadores a entender los comportamientos de aprendizaje de los estudiantes, y donde están sobresaliendo o fallando.

El papel esencial de la tecnología

Hacer frente a estos desafíos no es tarea sencilla, y la presión para ofrecer nuevos modelos de educación significa que se requieren nuevos métodos de enseñanza. La tecnología puede ayudar a dar una experiencia educativa atractiva y motivadora.

La tecnología como Canvas ya está ayudando a las academias a cambiar la pedagogía y ofrecer un enfoque flexible, progresista y centrado en los estudiantes para satisfacer estas demandas.