Juxtalearn

Educación + Tecnología

Por qué los estudiantes deberían usar smartphones en clase

¿Deberían los centros prohibir el uso de smartphones en las aulas? Seguramente que habrá opiniones en contra y a favor. Y como es un tema con bastante controversia, en el post de hoy voy a explorar cinco razones por las que la prohibición de los smartphones o tablets en las escuelas es una mala política y resulta perjudicial para nuestros estudiantes.

Si estamos preparando a nuestros estudiantes para la vida laboral, debemos permitirles usar las herramientas que usarán cuando estén allí. ¿Cuántos trabajos se te ocurren ahora, en los que un smartphone no sea útil?

Por qué los estudiantes deberían usar smartphones en clase

Los mecánicos compran piezas con su teléfono, los ingenieros consultan los planos, los médicos calculan las dosis y los almacenes comprueban el inventario. La lista es interminable. Para cuando nuestros estudiantes estén trabajando, la necesidad de utilizar la tecnología móvil será aún más fuerte. No preparar a nuestros estudiantes para ese mundo es negligente.

En un momento en que la educación se enfrenta a severos recortes financieros, el uso de la tecnología que está disponible es lógico. ¿Cuántos centros culpan a la falta de fondos como una razón por la que no están introduciendo la tecnología en las aulas? Eso se puede solucionar utilizando la tecnología disponible de forma gratuita que está en el bolsillo de cada estudiante.

Los dispositivos móviles son ideales para enseñar las habilidades que se requieren. Si quieres que los niños aprendan a colaborar, ¿qué mejor herramienta puedes usar que un teléfono? La videoconferencia con personas de todo el mundo es muy fácil.

Uno de los principales argumentos contra el uso del teléfonos en las aulas es que los alumnos pueden hacer trampas. Mi respuesta es que esta prueba está carente de rigor. Que los estudiantes pueden buscar respuestas en un teléfono u obtenerlas de otro estudiante es un pensamiento anticuado en un mundo donde la información es gratuita y fácil de obtener.

Tenemos que acostumbrarnos al hecho de que los niños no necesitan saber "cosas", sino que necesitan aprender a usar esas "cosas". memorizar datos no prepara a los estudiantes para el futuro.

Los niños que trabajan juntos para encontrar soluciones a los problemas (colaboración) deben ser alentados, no etiquetados como "tramposos". Las políticas que prohíben los smartphones porque los estudiantes pueden textearse entre sí son miopes. Los estudiantes solían pasarse notas en papel, y nunca prohibimos el papel.

Los dobles raseros no son correctos. Los profesores y administradores entran en las aulas con iPhones y/o iPads para tomar notas sobre las observaciones del maestro. Sin embargo, en estas mismas aulas los estudiantes no pueden usar dispositivos móviles. El mensaje que esto envía a los estudiantes es totalmente inaceptable. Son excelentes herramientas. Los niños lo saben. Dejen que los usen.

Necesitamos enseñar a los niños maneras responsables de usar la tecnología. Mantenerlos "seguros" al negarnos a exponerlos a la tecnología es irresponsable por nuestra parte. Los estudiantes van a usar smartphones tanto si los prohibimos en la escuela como si no.

Se están comunicando, enviándose imágenes, utilizando redes sociales y consumiendo información. Tenemos que enseñarles cómo hacerlo. Los peligros y las trampas del uso de dispositivos móviles no van a desaparecer. ¿No es nuestra responsabilidad enseñar a nuestros estudiantes a estar seguros?

Para aquellos que han leído los libros de Harry Potter o visto las películas, podemos establecer un paralelo entre este problema con una sola frase: "Hijos, guardar vuestras varitas, no las necesitareis." - Dolores Umbridge